Vitamina C

vitamina c

Propiedades, beneficios, dosis recomendada y contra indicaciones

vitamina c

La Vitamina C tiene muchos efectos positivos, incluyendo la regeneración de la piel. Ayuda a aumentar y regenerar las pruebas en todo el cuerpo.

VITAMINA C

La Vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es uno de los nutrientes inmediatos y más eficaces. Entre sus beneficios se encuentra la protección del cuerpo contra las deficiencias inmunológicas, enfermedades cardiovasculares, problemas prenatales, enfermedades oculares e incluso contra el envejecimiento de la piel.

¿Qué efectos tiene el consumo de Vitamina C en nuestro cuerpo?

El cuerpo humano no puede sintetizar la vitamina C sola, por lo que necesita tomar su dosis de la dieta y los suplementos. La vitamina C tiene muchos efectos positivos, incluyendo la regeneración de la piel.

Esto ayuda a aumentar y regenerar las pruebas en todo el cuerpo, ayudando a su cuerpo a producir más colágeno. El colágeno es una proteína esencial para la regeneración de la piel, el mantenimiento de las articulaciones, los tendones, los ligamentos, el cartílago y los vasos sanguíneos.

Además, la vitamina C es un poderoso antioxidante que previene la acción de los radicales libres (compuestos que resultan de los procesos de oxidación y, como resultado del contacto con los agentes, o contaminantes) en el cuerpo.

La acumulación de radicales libres en el cuerpo, es un momento peligroso, porque este es uno de los factores que contribuyen al proceso de envejecimiento, sino también en la aparición de enfermedades cardiovasculares, artritis, y el cáncer.

También necesitamos vitamina C para sintetizar el rescate neuronal más importante: norepinefrina, adrenalina, dopamina, producida en el sistema nervioso o glándulas suprarrenales.

La vitamina C se encuentra en altas concentraciones en el cerebro, los leucocitos, los ojos, las glándulas suprarrenales, el hígado, la tiroides, la mucosa del aula delgado o en el bazo.

Tienen concentraciones de vitamina C entre 10 y 50 veces superiores a las del plasma, los glóbulos invisible o el detalles sal. Por lo tanto, cuando ocurre una deficiencia de vitamina C, estos son los primeros órganos afectados.

Vitamina C: Beneficios

La vitamina C puede tener numerosos beneficios en el cuerpo, los más importantes de los cuales son:

  1. Fortalecimiento de la inmunidad.
  2. Reduce los síntomas de la gripe o resfriados.
  3. Efecto antioxidante.
  4. Disminución de la hipertensión.
  5. Dilatación de los vasos sanguíneos.
  6. Reduce los efectos de intoxicación .
  7. Ayuda a perder peso.
  8. Reduce los niveles de estrés.
  9. Disminuye el riesgo de cataratas.
  10. Reduce el riesgo de desarrollar cáncer.
  11. Ayudar a mantener los niveles de energía.
  12. Protege el cuerpo contra las enfermedades cardiovasculares.
  13. Protege el cuerpo contra la diabetes.
  14. Previene el asma.
  15. Protege la piel contra los rayos ULTRAVIOLETA.
  16. Estimula la producción de colágeno.
  17. Cicatrización de heridas.
  18. Mejora la textura de la piel.
  19. Ayuda al crecimiento del cabello.
  20. Previene la caída del cabello.

Vitamina C: remedio natural.

Todos estos beneficios de la vitamina C contribuyen a mantener la salud y el buen funcionamiento del cuerpo. Tiene un efecto restaurador.

Debido a que ayuda a restaurar los tejidos mediante la estimulación de la producción de colágeno, la vitamina C es eficaz en cicatrización de heridas sufridas por quemaduras, cirugía, cortes o exposición a los rayos ULTRAVIOLETA.

Numerosas lociones o soluciones comerciales contienen este ingrediente con propiedades de reparación de la piel.

Lucha contra el cáncer

Los científicos han encontrado que un alto consumo de vitamina C reduce el riesgo de desarrollar cáncer en los pulmones, las cuerdas vocales, garganta y boca, colon, estómago y esófago. Además, la vitamina C es beneficiosa para las personas que hacen quimioterapia y radioterapia, reduciendo sus efectos tóxicos en el cuerpo.

Diabetes

La deficiencia de vitamina C es uno de los factores que contribuyen a la aparición de diabetes. Por lo tanto, los suplementos de vitamina C son beneficiosos para los diabéticos, ya que ayuda a procesar la insulina y la glucosa más fácilmente, la regulación de los niveles de azúcar en sangre.

Previene las enfermedades cardíacas (de corazón)

Los estudios muestran que la vitamina C ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, puede reducir el riesgo de coágulos de sangre y reducir los niveles de colesterol, lo que mejora la circulación de la sangre y contribuye activamente a mantener la salud del corazón.

Regula la presión arterial

La vitamina C ayuda a reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares, ya que mantiene la presión arterial en los parámetros normales, pero también porque protege al cuerpo contra los radicales libres, uno de los factores que predisponen a los accidentes cerebrovasculares. La vitamina C disminuye la presión arterial en las personas con problemas y puede ayudar a prevenir los nacimientos prematuros.

Asma

Los estudios muestran que la ingesta regular de vitamina C puede reducir los ataques de asma y mejorar el trabajo del sistema respiratorio.

Dosis diaria recomendada

La dosis diaria recomendada varía según el sexo, la edad y otros factores importantes, como el embarazo y las dolencias de una persona. Una dieta equilibrada por lo general proporciona la ingesta necesaria de ácido ascórbico

En niños

  • entre 1 y 3 años 15 mg al día.
  • entre 4 y 8 años 25 mg al día.
  • entre 9-13 años 45 mg al día.

En los adolescentes

  • chicas entre 14 y 18 años 65 mg al día.
  • chicos entre 14 y 18 años 75 mg al día.

En adultos

  • hombres 90 mg al día.
  • mujeres 75 mg al día.
  • mujeres embarazadas 85 mg al día.
  • madres amamantando 120 mg al día.

Los fumadores pasivos y los fumadores de cualquier edad deben aumentar su consumo diario de vitamina C en 35 mg.

Las mejores fuentes alimenticias de vitamina C son los alimentos de origen vegetal, especialmente las frutas y verduras. De la categoría de frutos con el ácido ascórbico más presente en la composición pertenecen a:

  • Melón;
  • cítricos (limones, naranjas);
  • kiwi;
  • mango;
  • papaya.;
  • piña.;
  • fresa;
  • frambuesas;
  • arándanos;
  • merengue;
  • sandía.

Las verduras con el mayor contenido de vitamina C son:

  • brócoli
  • coles de Bruselas;
  • coliflor;
  • espinacas;
  • verduras de hoja verde;
  • patata;
  • batata;
  • tomate;
  • zumo de tomate;
  • calabaza;
  • sucesivamente.

Algunos tipos de cereales para el desayuno y bebidas también están fortificados con vitamina C. La mejor fuente de ácido ascórbico son las frutas frescas y las verduras crudas.

El contenido de vitamina C en los alimentos disminuye con su exposición a altas temperaturas u oxígeno en el aire, cuando se corta.

Brócoli fresco, dejado a temperatura ambiente durante 6 días, pierde hasta un 80% del contenido de ácido ascórbico. Congelada durante un año, la col puede perder la mitad de su cantidad de vitamina C. conservar verduras y frutas también reduce considerablemente el contenido de este nutriente esencial.

El exceso de vitamina C raramente causa efectos adversos, ya que el cuerpo no puede almacenar este nutriente. Aun así, una dosis de más de 2000 mg al día puede desencadenar reacciones desagradables, como trastornos digestivos o diarrea.

La deficiencia de vitamina C es, en cambio, mucho más peligrosa. Entre los signos y síntomas de deficiencia de este nutriente esencial que se

  • anemia;
  • sangrado gingival;
  • vulnerabilidad a infecciones;
  • curación lenta de heridas;
  • sequedad y daño al cabello;
  • formación rápida de moretones;
  • gingivitis (inflamación de las encías);
  • hemorragia nasal;
  • posible aumento de peso (debido a la disminución de la tasa metabólica);
  • sequedad y descamación de la piel;
  • hinchazón de las articulaciones;
  • dolor en las articulaciones;
  • daño al esmalte dental.

La forma más grave de deficiencia de vitamina C es el escorbuto, una enfermedad que generalmente afecta a adultos mayores y desnutridos.
¿Qué cantidad de vitamina C debe consumir diariamente?

Para los fumadores, la ingesta diaria de vitamina C se recomienda en 35 mg más que para los no fumadores, ya que tienen niveles reducidos de vitamina C, debido a las toxinas del humo del cigarrillo. [4] para las personas con mayor estrés físico, la ingesta diaria recomendada de «C» aumentó en 10 mg.

En caso de infección durante la cicatrización de heridas, a un estrategia aumento o dificultad física o mental, usted debe consumir más vitamina C que la dosis diaria recomendada.

Es interesante que en los países desarrollados, la mitad de la cantidad total requerida de vitamina C se asimila en forma de composiciones farmacéuticas, respectivamente, capacitando bebidas y alimentos.

¿Qué alimentos contienen la mayor cantidad de vitamina C?

alimentos con vitamina c

Algunos alimentos, especialmente las frutas y verduras verdes, son ricos en vitamina C, y su consumo puede proporcionarle una dosis saludable de esta vitamina. Naranja, pimiento rojo, repollo, coles de Bruselas, brócoli, fresas, pomelo, guayaba, kiwi y pimiento verde son alimentos que contienen las mayores cantidades de vitamina C.

Los guisantes, los tomates, la papaya, la sandía, la piña o las frutas del bosque son altas cantidades de vitamina C, así que consumir una dieta basada en el consumo de más frutas y verduras en estas categorías para asegurar una ingesta óptima de vitaminas y minerales, incluyendo vitamina C.

¿Por qué es importante consumir Vitamina C en invierno?
En invierno, nuestro sistema inmunológico está debilitado, y el bajo consumo de verduras y frutas también conduce a una disminución de la vitamina C medianoche en el cuerpo.

La inmunidad está estrechamente relacionada con la vitamina D, que nuestro cuerpo sintetiza en la luz del sol. Puesto que en invierno no soleamos tanto como en los meses cálidos, la inmunidad del cuerpo es naturalmente más baja.

Esta es también la razón por la que somos más vulnerables a los virus y bacterias de la gripe y los resfriados. La vitamina C ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y, aunque no cura los resfriados, es eficaz para tratar los síntomas.

Propiedades de la vitamina C

El cuerpo humano necesita ingerir vitamina C diariamente para funcionar correctamente, porque no es capaz de producir esta importante Vitamina por sí sola, sino también almacenarla.

El papel de la vitamina C (ácido ascórbico) en el cuerpo, es, entre otras cosas, para mantener los tejidos conectivos sanos, y actuar como un antioxidante.

La molécula de ácido ascórbico es un compuesto orgánico con propiedades antioxidantes. La vitamina C también se conoce como ácido ascórbico o ácido l-ascórbico.

En apariencia, el ácido ascórbico es una sustancia de color blanco a amarillo muy claro, es un polvo cristalino con un sabor agradable, fuerte, muy agrio. El ácido ascórbico casi no tiene olor. Es una sustancia sólida en forma de cristales o polvo. Es soluble en agua (hidrosolubles).

Manifestaciones de la deficiencia de vitamina C

Una falta de vitamina C (ácido ascórbico) en el cuerpo, causa la aparición de escorbuto, una enfermedad caracterizada por la formación de manchas en la piel, la sensibilización de las encías, y el sangrado de las membranas mucosas.

El escorbuto tiene como efectos copias y trastornos de naturaleza depresiva. A largo plazo, la deficiencia de vitamina C puede causar hipertensión, aterosclerosis o enfermedad de la vesícula biliar.

Para prevenir la deficiencia de vitamina C, usted sólo necesita consumir frutas y verduras, preferiblemente, crudas o cocidas al vapor.

Los primeros signos que revelan la deficiencia de vitamina C son los siguientes:

  • Contusión rápida de la piel
  • Inflamación de las encías
  • Cicatrización engorrosa de heridas cutáneas
  • Cabello quebradizo
  • La aparición de manchas rojas en la piel
  • Hemorragias nasales
  • Sistema inmunitario debilitado
  • Trastornos digestivos
  • Aumento de peso debido a la desaceleración del metabolismo
  • Articulaciones inflamadas y dolorosas.

Factores de riesgo para deficiencia de vitamina C

La deficiencia de vitamina C tiene ciertos factores de riesgo que pueden conducir a su desarrollo:

Nutrición incompleta o incorrecta

La deficiencia o deficiencia de vitamina C es rara en los países desarrollados, pero puede desarrollarse en áreas geográficas donde las personas siguen dietas restrictivas o áreas donde las personas casi no comen frutas y verduras. Por lo tanto, una nutrición incompleta o incorrecta puede conducir a una deficiencia de vitamina C.

Período de embarazo y lactancia

Durante el embarazo y la lactancia, es más probable que el cuerpo de la mujer sufra deficiencia de vitamina C, porque, tanto a través de la placenta como a través de la leche materna, el cuerpo del bebé extrae los nutrientes necesarios para el desarrollo, incluyendo la vitamina C.

Adicción a las drogas o al alcohol

Los adictos a las drogas o alcohólicos tienen un mayor riesgo de tener una deficiencia de vitamina C.

Los fumadores son otra categoría de riesgo. Estas personas necesitan más vitamina C en su cuerpo debido al aumento del estrés oxidativo causado por el tabaquismo.

Los factores de see-riesgo para la deficiencia/deficiencia de vitamina C, además de los alimentos, es el incorrecto o pobre: alcoholismo y algunas condiciones médicas, o condiciones tales como trastornos de la alimentación, la enfermedad mental es grave, y el hecho de que la persona está en diálisis.

Tomar vitamina C

La vitamina C es una vitamina esencial, lo que significa que no puede ser producida por nuestro cuerpo. Aun así, ella desempeña muchos papeles en el cuerpo humano y se ha asociado con un impresionante número de beneficios para nuestra salud.

Es por eso que, para una salud de 10, su médico puede recomendar tomar una vitamina C, ya sea en forma de suplementos dietéticos, ya sea en forma de una dieta que contiene más alimentos ricos en vitamina C.

Administración correcta de la vitamina C

La vitamina C es una vitamina soluble en agua (hidrosolubila), y se encuentra en muchas frutas y verduras, incluyendo naranjas, fresas, kiwi, pimientos, brócoli y espinacas. La vitamina C se recomienda para la prevención y el tratamiento del escorbuto.

La administración parenteral (que no sea digestiva) es deseable para los pacientes con deficiencia aguda o para aquellos en los que la absorción de ácido ascórbico (vitamina C) ingerida por vía oral no es segura.

El ácido ascórbico (vitamina C) se toma generalmente por vía oral. Cuando la administración oral no es posible o cuando se sospecha de malabsorción, la vitamina puede administrarse por vía intramuscular, intravenosa o subcutánea.

Cuando se administra por vía parenteral, el uso de la vitamina C es mejor después de la administración intramuscular.

79 / 100 Puntuación SEO

Leave a Reply

[acceptance acepta-rgpd optional] He leído y acepto las condiciones de la web. [/acceptance]

 

  1. Responsable de los datos: Nicolas Batusariu
  2. Finalidad de los datos: Envío de información, boletines y ofertas.
  3. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Webempresa S.L. (UE)
  4. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información

 

dieta-oshawa
Dieta Oshawa

La dieta Oshawa es aparentemente simple, pero muy difícil de poner...

Dieta Montignac: 9 reglas de oro

1. Ninguna comida no pueden saltarse Aunque usted no puede creerlo,...

Dieta 1 para adelgazar rápido y eficaz

Razones para intentar una dieta de pérdida de peso rápida. Cómo...

Dieta Keto: 3 sabrosas recetas para el desayuno

La dieta keto funciona según un principio bastante simple: le da...